Header Ads

Jack Warner acusado de robo a la Federación de Futbol de Australia

EFE

La Federación de Fútbol Australiana (FFA) ha sido instada a informar al FBI estadounidense sobre el presunto robo de 462.000 dólares de los fondos del fútbol australiano por parte del exdirectivo de la FIFA, Jack Warner.

La petición fue realizada por el senador independiente, Nick Xenophon, y la exdirectiva de la FFA, Bonita Mersiades, que también pidieron la renuncia del presidente de la FIFA, Sepp Blatter, tras la detención de ocho directivos de la institución por corrupción.

Warner, ex vicepresidente de la FIFA, se entregó ayer a las autoridades de Trinidad y Tobago tras ser acusado por Estados Unidos junto a otros 13 directivos de la institución deportiva de cobrar sobornos que alcanzarían los 150 millones de dólares.

El dinero australiano presuntamente robado por Warner no está incluido en la acusación de las autoridades estadounidenses pero ha sido evaluada por estas en sus investigaciones.

Según el diario Sydney Morning Hearald, Warner pidió dinero para las obras de reforma de un estadio en Trinidad y Tobago en 2010, año en el que la FFA buscaba el apoyo del directivo trinitense en su campaña para ser la sede del Mundial de fútbol.

"Al parecer la FFA ha sido sorprendida en esta red de intriga que muestra que la FIFA es castillo de naipes corrupto", dijo el senador Xenophon.

La FFA evitó pedir a la Policía australiana que investigara una denuncia recogida en el informe de 2013 de la Concacaf, de la que Warner fue presidente hasta 2011, que alertaba del posible robo del dinero, según publicó hace un año el Syndey Morning Hearald.

Según esa información, la federación australiana envió el dinero para financiar las obras del estadio a una cuenta caribeña controlada por Warner creyendo que pertenecía a una filial regional de la FIFA.

El año pasado Mersiades dijo que la FFA evitó informar del robo por temor a exponer más el modo "altamente arriesgado" con el que se entregaron fondos a organismos corruptos cuando Australia buscaba apoyos para ser la sede del Mundial.

El senador australiano también pidió que se convoque de nuevo el concurso para elegir la sede del Mundial de 2022 que se adjudicó a Catar al que optaba Australia, que en su campaña se gastó más de 31 millones de dólares.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.