Header Ads

River Plate fue contundente y dejó a Tigres sin Copa Libertadores


Los Tigres no pudieron hacer historia, dejaron la contundencia en casa y River Plate los 'mató' con tres goles en tres opciones de gol en todo el partido para los argentinos. La Copa Libertadores se quedó en Sudamerica.

El partido comenzó de una manera muy intenso, al estilo sudamericano con mucho contacto y 'trabado' por las faltas seguidas de ambos equipos. E incluso varias deberion ser algo más que tarjeta amarilla.

River Plate era dueño del balón los primer minutos pero no encontraba profundidad ni llegadas con peligro, por su parte, Tigres tenía poco la pelota ya que los locales presionaban intensamente para forzar el error, pero las pocas veces que encontraban claridad, caso contrario de los argentinos generaban peligro.

La primer de aviso de Tigres, fue a los 15' cuando Andre Gignac pasó de buena forma a Rafael Sobís el brasileño estaba solo y sin marca, pero el control no fue lo mejor, perdió un tiempo y la defensa de River se recuperó para despejar el peligro.

El segundo aviso, Jürgen Damm desbordó por la banda derecha, se quitó a un marcador y en el área envió pase a Andre Gignac quien entraba al área, lamentablamente para su causa no se acomodó de buena forma y 'rebanó' la esférica, Tigres se perdía una clara a los 24'.

Los minutos corrían y River Plate seguía de la misma forma, teniendo el balón pero en tres cuartos de campo no eran precisos.

A los 35' los reflectores se fueron al árbitro cuando José Rivas metió una mano en el área, el árbitro no vio nada y no marcó nada. El juego seguían igual de intenso y peleado en el medio campo.

Los minutos corrieron y parecía que el marcador se iría 0-0, pero a los 45' llegó una buena jugada individual de Leonel Vangioni, se quitó la marca de Jürgen Damm, y después envió gran centro que aprovechó Lucas Alario y con un gran remate de cabeza envió al fondo. La primera que tuvieron los 'Millonarios' y pudieron aprovechar.

La ventaja se iba con River en el momento menos indicado para Tigres. Para el segundo tiempo la presión se iría completamente con los visitantes quienes a pesar de lo mencionado no demostraban nervios, e incluso tenían el mejor momento del partido.

Júrgen Damm estaba muy participativo, fue el que generó una de las peligrosas de Tigres, cuando desbordó a velocidad, entró al área, se quitó a un rival y centró a segundo poste donde Javier Aquino entraba, pero el ex jugador del Rayo Vallecano dio el salto antes y su remate no fue nada cómodo, el balón no llevó dirección de arco y se perdía el empate, esto a los 67'.

Tigres vivía su mejor momento en el juego, pero desafortudamente para su causa, fue marcado un penal a favor de los locales, gracias a una falta que cometieron a Carlos Sánchez que entró al área por la banda derecha. El mismo jugador uruguayo, se encargó de tirar desde los once pasos y no falló, el 2-0 llegó a los 73'.

Ricardo Ferretti envió muy tarde al campo a Joffre Guerrón, que iba en busca de poder aportar algo al equipo Felino que ya iba 2-0 abajo y no era nada fácil. Tigres ya con bajo nivel de confianza no tuvo poder de respuesta  y pasó todo lo contrario, recibió otro gol.

Rodrigo Funes Mori, se incorporó a un tiro de esquina, el defensor central ganó la posición y brincó a tiempo para encontrarse con la pelota y no perdonó, mandó a guardar la número cinco y el 3-0 llegó a los 78'.

Un resultado engañoso que sin dominar, River Plate fue contundente y las tres jugadas claras que tuvo, las mandó al fondo, los siguientes minutos fueron de puro trámite y no hubo más. River Plate ganó´y se quedó con la Copa Libertadores, la tercera en su historia.

El sueño de hacer historia para Tigres se consumó, independientemente del arbitraje, no aprovechó sus opciones de gol, caso contrario de River Plate.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.