Header Ads

¡Demostró qué es el Papá!...México, dominó, recibió un susto pero al final venció a Estados Unidos


Unas semanas intensas fueron las que se vivió previo a este partido, que decidiría quien iría a la Copa Confederaciones del 2017 en Rusia a representar a la zona de CONCACAF, sobre todo en Redes Sociales donde Estados Unidos presumía de la pequeña racha positiva que había logrado en los últimos años ante el Tri con desplegados con título de "Dos a Cero" recordando el último juego de eleminatoria donde ganaron.

Todos los desplegados y mensajes en redes sociales para hacer 'pique', se iban a terminar y todo se iba a decidir en el terreno de juego del Rose Bowl de Pasadena, California, donde México tenía un buen recuerdo en un partido justamente ante la Selección de Estados Unidos, correspondiente a la final de la Copa Oro 2011, en ese cotejo México ganó 4-2.

Finalmente el árbitro daba inicio al juego, que terminó con la 'lucha' e incertidumbre que se mantenía fuera del campo pero iniciaba la guerra en el rectángulo verde.

El cuadro de México comenzó con mucha intensidad, Ricardo Ferretti sorprendió y envió de inicio a tres delanteros, Oribe Peralta, Raúl Jiménez y Javier Hernández, situación que es poco común en los esquemas de los equipos del brasileño. El Trío de jugadores mencionados, se mostraban dinámicos y ponían en alerta a los defensores.

La primera opción de peligro del partido fue generada por México, a los cinco minutos del partido en una jugada que empezó por un costado izquierdo, acabó en el centro del área con un gran centro, el balón iba a la posición de Oribe Peralta quien ya se saboreaba la volea, pero DaMarcus Beasley evitaba dicho disparo con una mano, que no fue marcada por el árbitro, por más que Peralta reclamó el juez central no consideró dicha falta al reglamento y siguió el partido.

El cuadro 'azteca' a pesar de la mala decisión del árbitro, no bajó en los ánimos y siguió buscando hacer daño en el arco de Estados Unidos con mucha intensidad. La recompensa del insistir, le llegó a los 10 minutos del partido y justamente fue una combinación entre los tres delanteros de México.


Paul Aguilar comenzó la jugada en el sector derecho de tres cuartos del campo, el defensor del América, envió pase a Oribe Peralta, éste, hizo una 'pantalla' y dejó el balón a Raúl Jiménez quien de 'tacón' pasó a Peralta quien ahora sí tomó la pelota, condujo al área y lejos de intentar definir, dejó todo el gol a 'Chicharito' quien de una manera algo trompicada, remató y el balón superó al arquero Brad Guzan, y el primer gol de la noche se hacía presente. Una gran jugada del Trío de delanteros que había mandado Tuca Ferretti.

Estados Unidos no tenía respuesta ante la intensidad que mostraba el conjunto mexicano, pero fiel a su estilo encontró un balón parado, la arma más fuerte de los estadounidenses, misma que fue bien aprovechada y logró el empate, Michael Bradley mandó un centro excelso que fue rematado por Geoff Cameron que aprovechó una tibia marca de la defensa, su cabezazo fue fatal para Moisés Muñoz y el empate en Pasadena llegaba a los 15 minutos del encuentro.


Tras el gol Estados Unidos había logrado bajar la intensidad a México quien ya no encontraba con facilidad el arco del arquero del Aston Villa, por lo menos por varios minutos, pues poco a poco fue recuperando la posesión el equipo 'azteca' y regresaba un poco de lo que eran en los primeros minutos.

Los ánimos se calentaron cuando Oribe Peralta y Brad Guzán chocaron en una jugada meramente deportiva pero el arquero de los locales, reclamó el duro golpe lo que ocasionó que los empujones se hicieran presentes, pero no pasó más.



Pasando al fútbol, el cuadro mexicano siguió dominando pero también continuó sin encontrar claridad en la última zona del campo. Por su parte, Estados Unidos, quien se mantenía en busca de un descuido o un balón parado, nuevamente en esa última instancia generó peligro, Bradley ahora decidió mandar un disparo de tiro libre y casi sorprendió a Moisés Muñoz pero reaccionó y el arquero desvió el tiro peligroso sobre el final del primer tiempo. La primera parte del partido no dio para más.

Tras una intensa lucha y un dominio mexicano por lo menos en la posesión del balón en el lapso inicial, comenzó el segundo tiempo, donde se podría definir todo, aunque también se mantenía la opción de jugar tiempos extras.

El juego no iba a cambiar en el Rose Bowl, pues México se iba a convertir en amplío dominador. En más de dos ocasiones, el Tri tuvo el segundo gol, pero Raúl Jiménez ni Javier Hernández estuvieron certeros en frente al arco de los norteamericanos, siendo la falla de 'Chicharito', la más significativa, pues Jiménez pasó al delantero del Bayer Leverkusen y éste, en el área chica no alcanzó rematar y sólo rozó el balón cuando la portería ya estaba 'abierta' sin que Guzan pudiera hacer algo para evitar el gol.



La posesión era verde, blanco y rojo, Estados Unidos se la jugó a defender y sólo buscaba los contragolpes para hacer daño, mismos que no llegaron pues la defensa estuvo atenta a los embates. México seguía igual a pesar de que los líderes del equipo, Andrés Guardado y Rafael Márquez salieron del terreno de juego pues no se encontraban al cien por ciento, e incluso eran duda para disputar el partido.

La polémica arbitral se hizo presente de nuevo, justo a los 90 minutos, Diego Reyes se animó a ir al frente, entró al área e intentó un auto-pase, parecía que lo iba a lograr e iba a tener una opción clara para hacer peligro pero el zaguero norteamericano Besler evitó que la esférica siguiera su recorrido con una mano en el área que no fue marcada por el árbitro salvadoreño Joel Aguilar. El tiempo regular acabó.

Mexico carecía de contundencia, cosa que iba a buscar en los últimos 30 minutos. El primer tiempo extra daba inicio, y no tardó ni 10 minutos para hacer lo que no pudo en el segundo tiempo, anotar el 2-1.


Héctor Herrera mandó un gran servicio a Paul Aguilar quien se tiró para enviar un pase a Oribe Peralta, el delantero controló en el área y envió un buen disparo que venció a defensores y al portero Guzan, 2-1 ya ganaba el partido el equipo mexicano.

Estados Unidos se veía sin reacción futbolistica, y físicamente no estaba de la mejor forma el primer tiempo acababa y parecía que todo iba a estar a favor de México quien ya saboreaba el titulo y pase a Rusia 2017, pero en la segunda parte, Estados Unidos soltó un 'chizpazo' que fue suficiente para batir al arquero mexicano Muñoz, Bobby Wood, que había entrado de cambio tras el gol de México encontró un espacio, picó y recibió un gran pase de Yedlin, entró al área y definió ante la salida de Moisés Muñoz, la selección de 'Las Barras y las Estrellas' sorprendía y empataba el partido.


Con los ánimos a tope, Estados Unidos ahora era más peligroso y México era el que estaba desubicado. Los minutos pasaban y ya todo apuntaba a que habría penales, pero a los 120', el cuadro 'Azteca' encontró una jugada con fortuna, misma que concretó Paul Aguilar con una gran definición.

Raúl Jiménez en un rebote, levantó el balón, por fortuna la número cinco le cayó a Aguilar quien se encontraba en en el área grande, el lateral mexicano, midió la trayectoria y remató de gran forma de volea con pierna derecha, el tiro tomó dirección de gol y venció a Guzan, un golazo que daba el triunfo hasta cierto punto merecido para los dirigidos por Ricardo Ferretti.


El juego no dio para más y México ante poco más de 93 mil espectadores, consiguió un triunfo que trabajó desde el inicio, un partido donde dominó y que con un golpe de suerte Estados Unidos pudo poner en apuros, pero al final todo se inclinó para el equipo que insistió más en buscar el triunfo. El Tricolor consiguió su pase a la Copa Confederaciones del 2017 en Rusia y disputará el torneo nuevamente ante los mejores equipos de cada zona del mundo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.