Header Ads

América logró remontar y ganó el Clásico Jóven

Las Águilas del América consiguieron una voltereta histórica en el Clásico Joven ante la Máquina Cementera de Cruz Azul. Los de Coapa se quedaron con los tres puntos tras superar a los Celestes con marcador de 4-3.
Con este resultado los Celestes se quedaron con 8 puntos en el lugar 13 de la clasificación, mientras que los Azulcrema son segundos con 14 unidades.
El siguiente compromiso de Cruz Azul será visitando a Chiapas; América recibirá a Los Esmeraldas del León.

El partido
El Clásico Joven arrancó con muchas emociones en la cancha del Estadio Azul; los anfitriones salieron con todo en busca de imponer condiciones en su territorio. La primera la gestaron a los cuatro minutos, en un tiro de esquina donde Julián Velázquez se anticipó a primer palo y cabeceó al travesaño.
Una pincelada del capitán cementero fue la llave para comenzar la fiesta; Chaco Giménez se paró en un lejano tiro libre, apuntó y con un potente disparo la acomodó en el ángulo izquierdo del marco. Imposible para Moisés Muñoz; el marcador quedaba inaugurado a los 17 minutos.
El ídolo de casa también fue el encargado de incrementar la cuenta al 21´. Jorge Benítez hizo el autopase, amagó a dos rivales en el área y chocó su disparo, pero el rebote le quedó al Chaco para empujar al fondo de las redes.
Cruz Azul vivía su mejor momento, lo que aprovechó para anotar el tercero de la tarde. El Conejo Benítez superó a un defensor, se metió a zona de riesgo, pero atrás llegó Rubens Sambueza y causó la pena máxima. Es así que Francisco Silva la puso por abajo a la derecha con 25 minutos en el cronómetro.

En el complemento América salió con mayor determinación; es así que al 53´ acortaron distancia en una jugada de pelota parada donde además su rival sufrió la expulsión de Aldo Leao. En dicha acción Oribe Peralta anticipó a sus marcadores en zona de riesgo y cambió la trayectoria del servicio con rumbo al arco.
Crecieron las emociones, los visitantes seguían presionando con vista a una heroica remontada. Al 72´, Michael Arroyo pegó un fierrazo de tiro libre, y enfrente el arquero celeste atajó con un lance memorable.
El esfuerzo americanista surtió efecto un minuto después; Renato Ibarra desbordó por la derecha, mandó el balón a la olla y Silvio Romero definió con un testarazo de gran técnica.

América siguió en busca de la igualada, su esfuerzo estaba a punto de darle una alegría a su afición. Al 89´, Rubens Sambueza puso un pase a profundidad, cómo con la mano, y Pablo Aguilar cerró la pinza para cabecear a la madriguera. Golazo que puso 3-4 las cosas.
Para la historia quedarán los últimos instantes. América consiguió lo impensable; el gol de la remontada llegó desde los botines del Chino Romero, que le pegó al rincón izquierdo desde el corazón del área tras un buen centro de Renato Ibarra. Era el minuto 91´, en tiempo de compensación los visitantes concretaron una victoria para el recuerdo en el Estadio Azul.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.